La primera noticia

"Su hijo es sordo"

Alfonso (Ponchito) nació el 20 de marzo del 2008. Como toda mamá primeriza, estaba ansiosa con la llegada de mi primer hijo. Al nacer, Ponchito se comportó como todo niño normal…lloraba, era muy hambriento y se despertaba para todas sus papas. A los 15 días volvimos a la clínica a hacerle el screening test que ofrecen durante la estadía en la clínica, pero que justo al nacer Ponchito, la técnico médico había tenido feriado. Ponchito no pasó el examen…sin embargo, teníamos la esperanza que tuviera líquido en sus oídos o alguna inmadurez en las vías auditivas. No podíamos creer que se tratara de una sordera…no había en nuestra familia ningún antecedente de sordera congénita y tampoco se aplicaban las causas de prematurez o enfermedades durante el embarazo. A la semana realizamos los test de diagnóstico auditivo, (Potenciales Auditivos del tronco Cerbral o BERA) el cual nos confirmó que Ponchito tenía una sordera profunda y su única posibilidad de escuchar era través de un implante coclear, un aparato que ayudaría a nuestro hijo a escuchar y que se implantaría cuando cumpliera 1 año.

Al mirar hacia atrás , creo que lo más importante fue estar conscientes que se trata de un proceso, que los resultados no se ven de un día para otro. El levantarse todos los días y gozar de cada pequeño logro, de disfrutar cada momento con nuestro hijo y estar convencidos que es perfecto...el perfecto "Ponchito", único e irrepetible....que no hay ningún niño que se le parezca ni nos pueda llegar a hacer más felices... 

En el caso de Ponchito, la realización del Screening Test fue crucial para la detección de su sordera y muy importante para su estimulación temprana. Sin embargo, muchos niños tienen sorderas degenerativas, es decir, pueden haber nacido oyentes y comenzar a perder la audición a lo largo del tiempo hasta finalmente quedar sordos. Estos casos resultan ser los más complicados, ya que no es posible detectar la discapacidad al momento de nacer y son los padres los que tienen en sus manos la difícil tarea de detectar una posible sordera. Son ellos quienes deben estar atentos a cualquier señal que les pueda indicar que el hijo está perdiendo la audición. Si bien Ponchito utilizó audífonos a partir del tercer mes de vida, sus actitudes siempre fueron las de un niño sordo hasta el año cuando fue implantado. Les comparto algunas de las situaciones que vivimos con Alfonso y que pueden ser las mismas que están presenciando en un hijo con pérdida auditiva:

- Durante los primeros meses de vida no despertaba ni se sobresaltaba ante algún ruido del ambiente

- A partir de los 4 meses comenzó a gritar muy fuerte durante sus juegos. Nunca balbuceo, sólo se comunicaba con gritos.

- Siempre le gustaban los juegos que hacían mucho ruido. Incluso le gustaba ir a la cocina y hacer sonar muy fuerte las ollas.

Lo principal es estar muy atentos a cualquier tipo de situación “anormal” que pueda señalarnos que nuestro hijo tiene algún tipo de pérdida auditiva. En el caso de niños más grandes, cualquier retraso en el lenguaje del niño, puede significar una discapacidad auditiva. Como madres, debemos abrirnos a todas las posibilidades y consultar siempre que tengamos dudas. Lo habitual será realizarle una Audiometría para conocer su capacidad auditiva a distintos niveles.

Escribir un nuevo comentario: (Clica aquí)

SimpleSite.com
Caracteres restantes: 160
Aceptar Enviando...
Ver todos los comentarios

Comentarios

14.07 | 14:52

quiero saber si puedo compar un impante coclear

...
26.06 | 12:06

Hola estoy de vacaciones en Venezuela y los cables se me están acabando y no sé dónde comprarlos. Me puedes ayudar???
Me aterra la idea de pensar q no va escuch

...
14.11 | 12:20

Vivo en Venezuela tengo dos años tratando de comprar las pilas recargables y es imposible las pague y no llegaron logre comprar el procesador y estoy igual

...
18.08 | 10:41

Hola Francisco, el Neptune tiene un valor de USD 12.000 aprox. De todas maneras puedes escribir a AB directamente y te dan el precio exacto,
Cariños

...